Descubre el sorprendente origen del Día de la Madre

El Día de la Madre es una de las fechas más emotivas y especiales del año a nivel mundial. Es el día en el que homenajeamos a nuestra madre por brindarnos el amor más sublime y perfecto, porque ella es la única persona que nos amó antes de conocernos e incluso continúa viendo lo mejor en nosotros cuando le sacamos canas verdes.

Ella es el comienzo de nuestra vida, esperanza y alegría. Nos ha visto crecer y acompañado en cada una de nuestras etapas, desde las más dulces hasta las más rebeldes, siempre amándonos incondicionalmente.

Ha hecho infinitas cosas por nosotros: nos ha llevado al colegio, preparado la comida, esperado a que llegáramos a casa, ayudado con las tareas, acompañado en los buenos y malos momentos, así como calmado nuestras preocupaciones con un abrazo.

Por todos estos motivos y muchos más, cuenta con un día entero donde ella es la protagonista, ¡un día muy merecido! Pero, ¿conoces el origen de esta fecha tan especial? Aunque sueles asociar este día con flores, dulces y obsequios, el origen del Día de la Madre se remonta a miles de años atrás y su reconocimiento oficial tuvo como epicentro los movimientos antibélicos realizados por dos valerosas mujeres que soñaban con que las madres tuvieran un día en el que se reconociera su honorable trabajo.

¡Continúa leyendo para descubrir el olvidado origen del Día de Madre!

Celebración a las madres divinas

Isis, Rea, Cibeles y la Virgen María

Las primeras madres a las que la humanidad rindió homenaje fueron aquellas diosas que en las culturas antiguas eran reconocidas por su rol maternal. Por esa razón, con el fin de hallar los primeros homenajes a las madres debemos viajar a unos 3000 años atrás al antiguo Egipto.

Cerca de las orillas del río Nilo en compañía del infinito desierto dorado y las enigmáticas pirámides, la civilización egipcia homenajeaba la maternidad de manera simbólica al adorar a la diosa Isis, deidad de la maternidad y los nacimientos, por ser considerada como la madre de todos los dioses, generadora de vida y dadora de amor a los niños.

Si vamos a occidente, específicamente a la Antigua Grecia donde existían increíbles ciudades-estado con edificios soportados por imponentes columnas de mármol, encontramos a los griegos que veneraban a Rea, diosa de la fertilidad y la maternidad, por ser la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Posteriormente, en Roma se comenzó a celebrar una festividad similar conocida como Hilarias el 25 de marzo en honor a la diosa Cibeles, madre de los dioses.

Varios años después, con la llegada del cristianismo, los católicos transformaron estas celebraciones por considerarlas paganas para honrar a la Virgen María, madre de Cristo. Con este fin, acordaron celebrar el 8 de diciembre la Inmaculada Concepción en su honor por los dotes que Dios le concedió para eximirla del pecado original.

Aunque en la antigüedad no se celebraba el Día de la Madre como lo conocemos en la actualidad, sí se le concedió un lugar especial a la maternidad divina.

El primer domingo de las madres

Domingo de las Madres

El antecedente más cercano a lo que en la actualidad conocemos como el Día de la Madre tuvo origen en Inglaterra alrededor de los años 1600 a raíz de un decreto eclesiástico que también estaba relacionado con la Virgen María.

En plena época feudal comenzó a celebrarse por primera vez el “Domingo de las Madres” al conceder a los trabajadores que servían a acaudalados señores, días libres pero renumerados para que visitaran a sus mamás y, debido a que muchas veces vivían lejos de sus hogares, recibían dinero para realizar el viaje de regreso a sus ciudades de origen.

Durante esos días se acostumbraba preparar un pastel para las madres y se organizaba una misa en honor a la Virgen María a la cual los niños acudían para luego regresar con regalos para sus mamás. Las madres recibían a sus hijos con alegría preparando dulces y adornando la casa con flores.

El origen antibélico del Día de la Madre y su decreto oficial

Pero el Día de la Madre tal y como lo conocemos hoy surge en Estados Unidos poco después de la Guerra de Secesión, el conflicto más sangriento de la historia de este país. Fueron dos valientes mujeres quienes encabezaron los acontecimientos que promovieron el establecimiento oficial de un día para conmemorar a las mamás.

Una de esas mujeres fue Julia Ward Howe, una escritora y activista de los derechos de las mujeres que destaca por ser la persona de la cual surgió la idea de celebrar el Día de la Madre. En 1870 organizó en Boston una manifestación pacífica en la que participaron mujeres que habían sido víctimas de la guerra con el objetivo de pedir por la paz y reconocer el honorable trabajo de las madres. Ese mismo año, escribió el poema “Proclama del día de las madres” y, aunque no logró que se reconociera de manera oficial el día, dejó una estela bastante fuerte.

Julia Ward Howe (1819-1910)

Por esa misma época, la activista Ann Reeves Jarvis, se dedicó a cuidar a los hijos de las madres del país al organizar cuerpos de sanidad para atender a los heridos en la guerra de ambos lados de las trincheras. Al terminar el conflicto bélico, realizó reuniones de confraternidad entre exsoldados de ambos bandos.

Tras fallecer, su hija Anna Reeves Jarvis decidió homenajearla al instituir oficialmente un día en el que niños y adultos pudieran honrar a sus madres. Pero este también era el sueño de su amada madre recién fallecida quien un día le había mostrado una oración que decía:

 

"Espero y rezo para que alguien, un día, reconozca un día en memoria de las madres, para celebrar el servicio incomparable que prestan a la humanidad en todas las áreas de la vida". Fuente: BBC, 2019.

 

Con esta motivación, en 1907 Anna Jarvis inició su campaña para crear el Día de las Madres al enviar durante años cartas a congresistas, gobernadores, celebridades y personajes importantes sin tener éxito.

Incluso algunos políticos se burlaron afirmando que si se oficializaba el Día de la Madre, también tendrían que instituir el "Día de la Suegra". Pero a pesar de sus intentos fallidos, nunca se rindió y su insistencia le llevó a hacer realidad el sueño de su madre.

Una celebración, diferentes fechas

En 1911 Jarvis logró que varios estados se unieran para reconocer el día, y tres años después, que el presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson instituyera de manera oficial el segundo domingo de mayo como día feriado para conmemorar a las mamás.

Es así como, tras recorrer un largo y difícil camino, Anna Jarvis se convirtió en la “madre” del día de la madre sin ser consciente de que había instaurado lo que se convertiría en una de las fechas más especiales del calendario.

Anna Reeves Jarvis (1864-1948)

Este acontecimiento pronto hizo eco en otros países que también adoptaron esta celebración. Por esta razón el Día de la Madre se celebra el segundo domingo de mayo en la gran mayoría de los países, entre los que se encuentran Venezuela, Colombia, Chile, Brasil, Ecuador, Perú, Estados Unidos, Japón, Italia y Alemania.

Sin embargo, algunos continúan celebrando el Día de la Madre según la fe católica, el 8 de diciembre, como es el caso de Panamá; mientras que otros debido a su propia historia y cultura adoptaron fechas diferentes para conmemorar este acontecimiento, como España que lo celebra el primer domingo de mayo, México el 10 de mayo y Argentina el tercer domingo de octubre.

A pesar de estas diferencias, lo importante es que el Día de la Madre es una fecha que cuenta con un largo recorrido histórico y raíces bien arraigadas donde pese a las dificultades los hijos e hijas se han unido para lograr que sus madres tengan su propio día donde se les rinda homenaje y sean las protagonistas. ¡Ese es un día muy merecido!

¿Has pensado qué regalar el Día de la Madre? ¿Necesitas ideas?

Si aún no sabes que regalarle a tu mamá en su día especial, visita nuestra página web www.titaniccenter.com o date una vuelta por nuestro Instagram @titaniccenter para encontrar muchas ideas. ¡Te ayudaremos a conseguir el detalle perfecto!

 

Autor: Génesis De Sousa Aijon

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados