Vineras: La forma ideal de conservar sus vinos con distinción.

El vino no es solo una bebida, es toda una experiencia. En palabras del cineasta italiano Federico Fellini “Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador”.

Como menciona el cineasta italiano, el acto de consumir vino va mucho más allá de solo beberlo. Se trata de deleitar los sentidos disfrutando en cada cata su sublime cuerpo, aroma, color y sabor. Es decir, el vino no se bebe, se disfruta.

Sin embargo, para disfrutar de esta sublime experiencia que ofrece el buen vino, es necesario cuidar su conservación. Solo recuerde esos momentos en los que ha adquirido un vino para una ocasión especial, pero al llegar el día descubre que el mismo ha perdido su glorioso sabor. Esto se debe a que esta bebida celestial requiere ser conservada en condiciones ideales para mantener su sabor original.

La conservación del vino es un arte y una ciencia que por fortuna las vineras dominan para facilitar en gran medida a los enófilos la tarea de mantener el sabor del vino tal y como el vinicultor lo concibió. Si es un verdadero amante de esta milenaria bebida o posee una empresa relacionada con este néctar de los dioses como un hotel o restaurante, una vinera será en su vida lo que el vino tinto es para la carne: la combinación perfecta. 

¿Qué es una vinera?

Una vinera, también conocida como vinoteca o cava de vinos, es una bodega eléctrica que cumple la función de almacenar y conservar los vinos brindándoles las condiciones ideales para mantener su exquisito aroma, cuerpo, textura y sabor original mientras los expone de manera atractiva y elegante.

¿Por qué no es recomendable conservar el vino en la nevera?

Antes de conocer todos los beneficios que una vinera ofrece para conservar los vinos, es necesario que comprenda por qué nos es recomendable conservar esta bebida en la nevera. Porque si, el refrigerador está lejos de ser un lugar adecuado para conservar el vino.

De hecho, el vino solo puede almacenarse en el refrigerador por un par de meses o hasta un año como máximo, pues se corre el riesgo de que pueda estropearse. Esta es una desventaja importante que debe considerar si desea almacenar su preciada colección de botellas de vino durante mucho tiempo.

La razón principal por la cual la nevera no es un lugar adecuado para guardar los vinos es la temperatura.  El rango de temperatura ideal para conservar los vinos ronda entre los 7° y 18° C, mientras que la temperatura promedio del refrigerador se encuentra por debajo de los 7° C para cumplir su función de almacenar de forma segura los alimentos perecederos. Además, la falta de humedad del refrigerador es otro factor importante, ya que puede secar los corchos y generar que el aire se filtre en la botella, lo cual dañaría el vino.

La falta de un ambiente lo suficientemente frío, las variaciones de temperatura y la poca humedad del refrigerador conforman un ambiente incapaz de mantener la calidad de la bebida en el tiempo. Por esta razón, guardar el vino en el refrigerador puede sacrificar la calidad de su preciada colección, haciendo que su vino de 25 años cambie su sabor al de una botella de 5 años. Una tragedia…

A esto se suma el riesgo de guardar la botella en un lugar donde pueda congelarse, debido a que el líquido al convertirse en hielo puede expandirse y provocar que el corcho salga expulsado. También cabe destacar la desventaja del limitado espacio que ofrece la nevera para almacenar las botellas de vino. Solo intente sacar la botella de la parte trasera de su refrigerador sin tumbar la jarra de agua, tirar la ensalada de papa ni derramar las frutas y verduras. ¡No es sencillo!

¿Cuáles son las ventajas que ofrece una vinera?

A diferencia de la nevera, la vinera proporciona un ambiente con las condiciones ideales para conservar el vino cómodamente en su hogar o negocio durante períodos de tiempo más prolongados que permitan no solo mantener los vinos de uso habitual, sino también seguir evolucionando las botellas. Las ventajas que ofrece la vinera son:

Garantiza la frescura ideal

Una temperatura inadecuada es el peor enemigo del vino, pues las temperaturas elevadas pueden alterar su color al generar una maduración precoz y desaparecer los variopintos matices de sus aromas y sabores. Por su parte, las temperaturas muy bajas pueden producir la aparición de cristales formados por la acidez de las uvas, paralizar su evolución e incluso hacer que el corcho salga expulsado de la botella.

Las vineras permiten prevenir estas situaciones al conceder la posibilidad de elegir la temperatura más adecuada para el tipo de vino que desea conservar, mantenerla constante y ajustarla cuando sea necesario. Gracias a ello podrá almacenar el vino por un largo período de tiempo conservando el sabor, cuerpo y aroma con el que el vinicultor lo concibió para tener el placer de disfrutar la experiencia sublime y fresca que ofrece esta bebida que ha inspirado a poetas y artistas durante milenios.

Almacena en horizontal

Almacenar las botellas acostadas es una práctica milenaria que incorporan las vineras. Esto se debe a que disponer las botellas en posición horizontal hace que el líquido entre en contacto con el corcho y lo mantenga húmedo con el objetivo de evitar que el mismo se seque, pierda volumen y entre oxígeno que afectaría al sabor del vino. Por lo tanto, las vineras ofrecen la ventaja de mantener intacto el las propiedades del vino mientras optimizan el almacenamiento de decenas de botellas al ocupar menos espacio.

Reduce la luz

¿Sabía que una de las razones por las cuales los vinicultores suelen usar botellas de vino coloreadas es para reducir la cantidad de luz que entrará en contacto con el líquido? Esto se debe a que la luz, especialmente la luz solar, degrada y envejece de manera prematura el vino produciendo su oxidación. Para evitar esto, las vineras incorporan un filtro contra los rayos ultravioleta que funciona como unos lentes de sol para esta bebida con el objetivo de mantener su exuberante color y sabor.

Proporciona la humedad justa

La humedad es otro factor esencial para la conservación del vino. Cuando el mismo se guarda en un lugar donde hay exceso de humedad se puede producir moho en el corcho de la botella y afectar el etiquetado de las mismas. En cambio, cuando falta humedad los corchos pueden resecarse y provocar la explosión del licor al entrar en contacto con el aire o cambiar el sabor de la bebida por oxidación.

Por esta razón, las vineras permiten controlar la humedad en su interior de manera fácil y precisa con el fin de brindar un entorno que proporcione el nivel de humedad ideal para mantener el vino en óptimas condiciones.

Evita las malas vibras

Las personas no son las únicas que deben evitar las malas vibras, los vinos también. Los mismos deben procurar moverse lo menos posible porque la vibración altera propiedades importantes tales como la acidez, los taninos y el índice de refracción. Esto tiene una gran incidencia en el vino porque acelera su evolución, lo cual se debe tener muy en cuenta cuando se quiere almacenar un vino añejo, ya que hay más probabilidades de que pueda estropearse con las vibraciones.

Con el fin de evitar esto, las vineras vienen incorporadas con un compresor que no emite vibraciones de manera continuada para que las botellas que se encuentran almacenadas en su interior se mantengan en estado de reposo y conserven todo su sabor.

Aporta comodidad y distinción

Además de los múltiples beneficios que ofrecen las vineras para el almacenamiento y conservación de los vinos, ofrecen la opción de integrarlas en una cocina o salón para aportar un toque de lujo y refinamiento a estos espacios que aumente su valor estético.

También cumplen la función de ser un expositor de la carta de vinos disponible que, gracias a la suave luz LED de matiz azulado que suelen tener integrada, muestra con mayor atractivo y exclusividad la colección mientras mejora la experiencia del usuario.

Sin embargo, la vinera no solo aporta un mayor atractivo visual a los espacios, también los distingue por el exquisito olor del ambiente que podría describirse como una mezcla dulce entre vino y madera.

Escaso mantenimiento

Finalmente, otra de las ventajas de las vinotecas es su fácil y escaso mantenimiento. Solo debe asegurarse de mantener un nivel de temperatura y humedad adecuado, cambiar el filtro de carbono para prevenir que se generen aromas extraños y limpiar cada cierto tiempo el polvo que se acumula en el ventilador.

 

Cada una de estas ventajas convierte a las vineras en el complemento perfecto para los amantes del vino y dueños de negocios relacionados con esta distinguida bebida al brindarles una nevera especializada en el almacenamiento y conservación de decenas de botellas de vino en su casa o empresa con el sabor original con el que el vinicultor las concibió.

Esperamos que este artículo le sea de utilidad para conocer cómo una vinera puede ayudarle a conservar el glorioso aroma, cuerpo, textura y sabor originales de sus exclusivos vinos para disfrutar de la sublime experiencia que estos tienen para ofrecerle mientras exhibe su colección con las mejores importaciones de un modo elegante en su hogar o restaurant que sorprenda a sus visitantes o clientes.

 

Recuerde que en nuestra página puede encontrar la elegante Vinera 24” Whirlpool que tiene la capacidad de almacenar hasta 51 botellas. Sus vinos lo merecen.

 

Génesis De Sousa Aijon

 

Fuente: https://vivancoculturadevino.es/blog/2015/08/19/50-frases-celebres-vino/

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados